¿Qué es el abono orgánico?


Publicado: 2017-11-11

Cuando la materia orgánica (como hojas, huesos, madera, etc…) se descompone o fermenta, se obtiene el abono orgánico. Dicho proceso se lleva a cabo de forma natural con la interacción de distintos factores: agua, aire, sol y microorganismos. La velocidad del proceso depende de las condiciones del ambiente; sin embargo, tú puedes preparar abono orgánico de diferentes formas acelerando el proceso de descomposición de la materia. Los materiales orgánicos que se pueden aprovechar son diversos y el resultado de su desintegración lo puedes utilizar en tus propios cultivos.

’Materia

Temperatura y humedad

Uno de los puntos clave en la descomposición de la materia orgánica es la presencia de microorganismos que se nutren de dicha materia. Para su buen desarrollo, la temperatura y la humedad son aspectos cruciales del que depende la eficiencia de su metabolismo; es decir, del mecanismo mediante el cual pueden transformar unos compuestos químicos en otros. Debido a lo anterior, en climas cálidos el tiempo de obtención del abono es más rápido que en ambientes fríos.

Además del efecto que tiene la humedad en los organismos, es importante regularla para mantener la consistencia de la materia orgánica en proceso de descomposición. De esta forma se evita la formación de agregados (por deshidratación y compactación de sustrato) o putrefacción por exceso de agua, que llevaría a la muerte de los microorganismos benéficos.

’Medición

Aireación

Así como la temperatura y la humedad determinan cuántos microorganismos hay en un medio, el oxígeno disponible o aireación determina qué tipo de microorganismos pueden estar presentes. De esta forma, si el proceso de descomposición de la materia orgánica tiene ventilación tendrá oxígeno que los microorganismos aerobios requieren en su metabolismo. Si el ambiente carece de oxígeno entonces los organismos presentes serán los anaerobios. Por ejemplo, el alcohol se obtiene a partir de la glucosa por medio de la fermentación anaeróbica hecha por levaduras, mientras que la obtención de ácido acético (vinagre) se hace en una fermentación con oxígeno; es decir, una fermentación aerobia.

’Aireación

Acidez

El concepto de pH (potencial de hidrógeno) ha salido del mundo de la química para incorporarse al vocabulario de quienes producen abonos orgánicos y en general de quienes cuidan el cultivo de los alimentos a conciencia. En términos sencillos el pH, cuya escala va de 0 a 14, se refiere a que tan alcalino o ácido es una sustancia. Así, un suelo con valor de pH igual a 7 es un suelo neutro, ni tan acido, ni tan alcalino; un suelo ácido tiene valores por debajo de 7. Por el contrario, un suelo alcalino o básico tiene pH con valores superiores a 7. Existen formas sencillas de medirlo a través de tiras reactivas o potenciómetros.

Aunque hay microorganismos que pueden vivir en condiciones de acidez, lo ideal es que el suelo sea cercano a la neutralidad. Además, suelos muy ácidos o muy básicos pueden cambiar la disponibilidad de elementos del medio (por su configuración química) que los organismos necesitan para desarrollarse. Dicho de otra forma, los organismos no pueden descomponer la materia orgánica si el pH es extremoso porque no podrían alimentarse de los elementos que la constituyen, ya que su “alimento” no puede ser tomado con ciertos valores de pH.

’Abonos
Registrate a nuestro boletín:  

® GRUPO XAXENI S. DE R.L. DE C.V.